Una sartén adecuada, clave para las filloas de carnaval

Ya ha llegado el carnaval y en cada rincón de nuestro país donde se celebra existen dulces y platos típicos para animar, gastronómicamente hablando, estas fechas. Hoy os compartimos la opción más gallega, las filloas de leche, que forman parte entre otros de los ricos dulces que allí tomamos por estas fiestas. La filloa es una especie de crepe francés pero a diferencia de esta son mucho más finas y se hacen solo con harina de trigo, no con trigo sarraceno. También tenemos una versión salada que se prepara mucho en la época de matanza, y que se hace con caldo o incluso sangre.

Se suelen preparar en sartenes de hierro o filloeiras que permiten hacer varias a la vez, pero como es normal que no las tengáis en casa, debéis de haceros con una sartén antiadherente de unos veinticuatro centímetros y además pedir a vuestro carnicero un trozo de tocino blanco sin salar, que será con lo que se unta la sartén para que las filloas no se peguen dándoles un sabor característico, aunque en su defecto siempre podéis recurrir a mantequilla o aceite.

Ingredientes

  • 400 ml de leche entera, 100 ml de agua, 3 huevos, 200 g de harina, un pellizco de sal, 1 cucharada sopera de azúcar, 1 trozo de tocino sin magro.

Cómo hacer filloas de leche

Para preparar el amoado, que así se llama a la masa líquida que dará lugar a las filloas, mezclamos en un recipiente los huevos, la leche, el agua, sal, y la cucharada de azúcar. Batimos con unas varillas hasta mezclar bien los ingredientes.

Vamos añadiendo la harina  y seguimos batiendo para que no queden grumos, también podemos meterle la batidora si os cuesta mezclar los ingredientes, debemos de conseguir una masa relativamente líquida. Dejamos reposar en un sitio fresco un mínimo de una hora, este paso es importante que lo cumpláis para que la masa adquiera su textura final.

Calentamos la sartén y con el tocino pinchado en un tenedor la engrasamos. Añadimos una cantidad pequeña de masa, como la de una cuchara de esas que vienen para servir salsas y a la vez que añadimos la masa vamos moviendo la sartén en sentido circular para que quede todo el fondo cubierto. Debe de quedar una capa muy fina. Una vez que veamos los bordes separarse de la sartén, le damos la vuelta y la dejamos un poco más para que se haga por el otro lado, no deben de quedar muy tostadas. Las vamos apilando unas encima de otras.

Compra sartén especial para hacer crepes/filloas en nuestra TIENDA ONLINE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *